Para qué sirve una página web y por qué tu negocio debería tener una

líneas de código en la pantalla de un ordenador portátil
Twitter
LinkedIn
Facebook
Telegram

En la era digital actual, las páginas web son una parte esencial de nuestra vida cotidiana.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué es exactamente una página web? Aquí te lo explicamos de una manera sencilla y fácil de entender.

¿Qué es una página web?

Una página web es un documento digital que puede ser visto en Internet mediante un navegador web como Google Chrome.

Este documento puede contener texto, imágenes, videos, y enlaces a otros documentos (otras páginas web).

Piensa en una página web como una página en un libro, pero accesible desde cualquier parte del mundo con una conexión a Internet.

La digitalización de todo lo que conocemos es una realidad, e internet es el territorio en el que esa digitalización cobra vida.

Las instituciones están ahí, las personas están ahí, y los negocios, como consecuencia, también.

La página web se posiciona como el centro neurálgico para quien quiera tener su hueco en internet, y no son pocas las cosas para las que puede servir:

  • Informar
  • Entretener
  • Crear comunidad
  • Enseñar

¿Para qué sirve una página web?

Pero, ¿sabes cuál es el principal objetivo de un sitio web?

Vender.

(O como diría uno de marketing: la conversión.)

  • El periódico digital informa, pero gana dinero con publicidad y suscripciones.
  • El portal de entretenimiento hace prácticamente lo mismo.
  • Las comunidades online está cogiendo fuerza, porque ahí están tus seguidores, y no hay compradores más fieles que esos.
  • Y que decir de los sitios webs de formación, ese curso hay que pagarlo.

Igual quieres una web para una asociación sin ánimo de lucro, o para expresar tus ideas, o para dar a conocer tu marca personal.

Pero entonces estás buscando asociados para que te apoyen, lectores a los que influenciar (vender tus ideas) o clientes para que contraten tu producto o servicio.

Y todo eso, lo quieras ver o no, es vender.

Y esto me lleva a comentarte algo indispensable, esa web no la tienes que hacer para ti, La tienes que hacer para tu público.

Ahora, profundicemos en los aspectos para los que sirve una página web, centrándonos siempre en el negocio.

Beneficios principales de tener una página web

Hay dos grandes ventajas que tiene una página web en comparación con un negocio tradicional.

  • La puedes visitar desde cualquier parte del mundo
  • La puedes visitar cualquier día, a cualquier hora

Y esto hace que gane mucho, pero mucho.

Porque abre la posibilidad a que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda ser tu cliente.

Y ese cliente te puede comprar en cualquier momento.

Piensa en Amazon.

Da igual que estés en Albania y entres en su web a las 3 de la mañana de un domingo.

Puedes comprar.

Esta total visibilidad y accesibilidad hacen, en mi opinión, que una página web sea indispensable para cualquier negocio.

Otras ventajas de tener una página web

Estas son las ventajas derivadas:

  1. Conveniencia para el cliente

El cliente puede acceder a la información, servicio o producto cuando le venga en gana.

Esto, en un mundo en el que el ritmo de vida se ha acelerado y no tenemos tiempo para nada, es muy valioso.

Llegas a casa y compras.

  1. Oportunidades de venta incrementadas

Como hemos comentado antes, al poder acceder en cualquier momento, el cliente puede comprar en cualquier momento.

Bien, pero hay algo más.

Un “algo más” con una parte un poco oscura, pero es lo que hay.

Verás, la compra es algo muy emocional, ¿cuántas veces has comprado algo por impulso y luego no has acabado usando?

¿Conoces a alguien que cuando está triste sale a comprar ropa?

Pues antes, cuando todos los negocios eran físicos, se perdían muchas ventas después del cierre, todos esos impulsos emocionales debían de ser manejados de otra forma.

Ahora, estás preocupado en tu casa a las 23 h de la noche porque esas canas te hacen parecer mayor y entras en Amazon.

A la mañana siguiente puede que no te sientas tan preocupados y canceles la compra o devuelvas el producto, pero hay mucha gente que no hace nada.

  1. Atención al cliente inmediato

Y no, no es necesario que montes un call center en el garage, con una sencilla sección de preguntas y respuestas en tu web, tu cliente puede solucionar todas sus dudas.

Pero hay más y mejores alternativas, como un chatbot con el que puede interactuar como si fuera una persona real.

La IA va a hacer que la atención al cliente se pueda resolver de maneras infinitas.

También es muy habitual poner un botón de WhatsApp para que puedan hablar contigo directamente, mientras estás despierto, al menos.

  1. Autoridad

Una web visualmente atractiva comunica que la persona o marca que hay detrás es digna de confianza, y no hay mejor emoción para la venta.

Además, en un reflejo de los valores y principios de la misma, y eso sirve para que mucha gente se sienta identificada.

  1. Vender más gracias a estrategias de marketing

Como ya sabes, el sitio web es el lugar último en el que se realiza la compra, y una vez el potencial cliente está ahí, hay muchas maneras de darle ese último empujón.

  • Uso psicológico de los colores
  • Escritura persuasiva (copywriting)
  • Botones con llamadas a la compra
  • Evitar puntos de fuga para que el potencial cliente no se distraiga
  • Etc.
  1. Interacción con tu público.

Los usuarios puede tener un diálogo con la marca a través de los comentarios en el blog, las reseñas, etc.,

Pero la página web también es un puente hacia las redes sociales de la marca, donde los usuarios puedes disfrutar de otro contenido diferente y generar engagement (LINK). Algo muy positivo.l

  1. Control absoluto de la marca.

Los perfiles en redes sociales o canales de chat (Telegram, WhatsApp… ) no son tuyos.

Una web sí.

Las cuentas de redes sociales son de las redes sociales, y con ellas pueden hacer lo que quieran, como penalizarlas o cerrarlas, sin más explicación.

Otra cosa que puede pasar es que dejen de ser rentables y las cierren.

Pero pueden ocurrir más cosas:

En Estados Unidos, por ejemplo, se le lleva echando el ojo a TikTok desde hace años, ya que al ser una red social china, se teme que sea un problema para la seguridad del país.

Por otro lado, en España, un juez decidió cerrar el chat de Telegram porque se difundía contenido de grandes medios de comunicación sin permiso, finalmente no lo hizo, y muchas empresas se secaron el sudor de la frente.

Una web es tuya, y de nadie más.

¿Te gustó este Post? Compártelo en tus Redes Sociales

Twitter
LinkedIn
Facebook
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *